Monday, September 08, 2014

ALBERT LEWIN ES DE LA VIEJA OLA...

Albert Lewin es uno de los Maestros de La Vieja Ola,un cineasta que solo dirigio seis peliculas en el periodo que fue de 1942 a 1956. Amigo personal del productor David O'Selznick, ya ejercio de productor asociado en titulos miticos como "China Seas",1935, de Tay Garnett, otro de esos cineastas a reivindicar y redescubrir. En "The Moon and Sixpence",1942, adapta una novela de Somerset Maugham que se llamo en España:"Soberbia", y en donde podemos deleitarnos con George Sanders haciendo de el pintor Gauguin. "The Picture of Dorian Gray",1945, en la mitica version de la novela de Oscar Wilde, otra vez con George Sanders y Hurt Hartfield y claro...el cuadro,en esa recordada escena final a todo color. "The Affairs of Belami", 1947, otra adaptacion literaria mas, esta vez del "Bel Ami" de Guy de Maupassant y con su fetiche,como no,George Sanders. Despues iba a rodar la pelicula con la que Ava Gardner ingresaria en la mitologia de grandes Damas del Septimo Arte: "Pandora And The Flying Dutchman", 1950, rodada en Tossa de Mar y con James Mason como protagonista. Los dos ultimos proyectos de Lewin iban a ser aun mas insolitos si cabe: "Saadia", 1954, una muestra clara de lo que Hollywood llamo Orientalia y protagonizada por Cornel Wilde y Rita Gam. Por fin, "The Living Doll", 1956, otro viaje a mundos lejanos, pero esta vez al mundo Maya a traves del espiritu de un antiguo idolo que se reencarna en una joven mejicana y con un arquelogo norteamericano por medio, ellos eran Lillian Montevecchi y Steve Forrest. Y esto es todo, mas alla de notas biograficas o particulares del futuro investigador, los aspectos insolitos de la personalidad fascinante de Albert Lewin en todas esas relaciones anomalas y muy literarias que fue el sello de su forma de ver el Septimo Arte, solo las veremos proyectadas en esta infima filmografia que La Vieja Ola recomienda...

Wednesday, September 03, 2014

SEPTIEMBRE. . .

De luto esta el jardin, fria cae la lluvia en las flores. Se acerca a su final y se estremece el verano, callado. Hoja a hoja, gotas doradas caen del acacio dorado. Asombrado, el verano sonrie en el moribundo sueño del jardin. Se detiene aun largamente en las rosas, ansia el descanso. Va cerrando poco a poco los grandes ojos somnolientos. poema de Herman Hesse...