Saturday, December 14, 2013

"MINO"

Un joven gato gris que habia estado durmiendo sobre el sofa salto al vuelo y se desperezo,levantandose sobre sus largas patas y arqueando la esbelta espalda.Luego se sento un momento,considerando,erecto y majestuoso.Entonces salio disparado del cuarto como un rayo,a traves del balcon abierto,hacia el jardin. -¿Que buscara?-dijo Birkin levantandose. El joven gato trotaba señorialmente por el sendero meneando la cola.Era un felino comun,de patas blancas,un esbelto y joven caballero.Una gata acurrucada,peluda,de color gris pardo estaba deslizandose por debajo de la valla.Mino anduvo hasta ella de modo imponente,con varonil despreocupacion.La gata se acurruco ante el y se apreto contra el suelo en gesto de humildad,como una paria suave y peluda,mirandole con ojos salvajes que eran verdes y encantadores como joyas grandes. El gato miro distraidamente en su direccion.Ella repto unos pocos centimetros mas,siguiendo en su camino hacia la puerta trasera,agazapandose de una manera maravillosa,suave,olvidada de si,moviendose como una sombra. El,caminando majestuoso sobre sus esbeltas patas,fue tras ella y repentinamente,por puro exceso,le dio un golpe leve con la pata a un lado de su rostro.Ella se alejo unos pocos pasos,como una hoja llevada por el viento sobre el suelo,y luego se acurruco con modestia,sumisa,con la paciencia de lo salvaje. Mino hacia como si no la percibiese.Parpadeo magnificamente ante el paisaje.Al poco rato ella se recompuso y dio suavemente unos pasos hacia adelante,como una lanuda sombra gris parda.Empezo a acelerar el paso,y en un momento habria desaparecido como un sueño cuando el joven señor gris salto delante de ella y le dio un leve y gracil golpe. Ella se detuvo al punto sumisa. -Es una gata salvaje-dijo Birkin-.Ha venido de los bosques. Los ojos de la gata vagabunda centellearon mirando a su alrededor durante un momento,como grandes fuegos verdes,contemplando a Birkin.Entonces,con una carrera suave y rapida,recorrio la mitad del jardin. Alli se detuvo para mirar en torno,Mino volvio su rostro de pura superioridad hacia su dueño y cerro lentamente los ojos, con una joven perfeccion estatuaria.Los ojos redondos,verdes y curiosos de la gata salvaje estaban mirando todo el tiempo como fuegos misteriosos.Entonces,como una sombre,se deslizo de nuevo hacia la cocina. Con un encantador salto y como impulsado por un muelle,semejante a un viento,Mino cayo sobre ella y la abofeteo por dos veces,muy definitivamente,con un puño blanco,delicado.Ella se acurruco retrocediendo,sin discutir.El camino tras ella y la golpeo una o dos veces mas,pausadamente,con golpecitos subitos de sus patas blancas magicas. -¿Por que hace eso?- exclamo indignada Ursula. -Son intimos-dijo Birkin. -¿Y por eso la golpea?- -Si-rio Birkin-,creo que el desea poner las cosas claras con ella. -!Es horrendo!-exclamo ella,y saliendo al jardin increpo a Mino-:Detente,no te hagas el gallito.Deja de pegarle. La gata vagabunda se desvanecio como una sombra ligera,invisible.Mino miro a Ursula y luego aparto la vista desdeñosamente para acabar fijandola en su dueño. -¿Eres un gallito,Mino?-pregunto Birkin. El joven y esbelto gato le miro,entrecerrando lentamente sus ojos.Luego puso la vista en el paisaje,mirando la distancia como si olvidara completamente a los dos seres humanos. -Mino-dijo Ursula-,no me gustas.Eres un gallito,como todos los machos. -No-dijo Birkin-,esta justificado.No es un gallito.Simplemente insiste con la pobre vagabunda para que ella reconozca como una especie de destino,su propio destino:porque puedes ver que ella es sedosa y promiscua como el viento. Estoy con el por completo.Desea una estabilidad superfina. -!Ya lo se!-exclamo Ursula-.Quiere las cosas a su modo...,se lo que acaban significando tus bonitas palabras:mangoneo,lo llamo mangoneo. El gato joven miro una vez mas a Birkin con desden hacia la mujer ruidosa. -Estoy bastante de acuerdo contigo,Miciotto-dijo Birkin al gato-.Manten tu dignidad de macho y tu entendimiento superior. El gato entrecerro otra vez los ojos,como si estuviera mirando al sol.Entonces,pretendiendo de repente no tener conexion alguna con las dos personas,se alejo trotando con espontaneidad y jovialidad fingidas,erecta la cola y alegres sus patas blancas. -Ahora encontrara una vez mas a la bella salvaje y la entretendra con su sabiduria superior-rio Birkin. Ursula miro al hombre que estaba en el jardin con el pelo revuelto y los ojos sonriendo ironicamente y exclamo: -!Oh,me pone tan furiosa esa fingida superioridad masculina!Y es una mentira tan grande!No me importaria admitirla si tuviese alguna justificacion. -A la gata salvaje-dijo Birkin-no le importa.Percibe que esta justificada. -¿Tu crees?-exclamo Ursula.Cuentaselo a su tia. -Tambien a ella. -Es justamente como Gerald Crich con su caballo...,una pasion por imponerse...,una verdadera Wille zur Macht...,tan vil,tan mezquina. -Estoy de acuerdo en que la Wille Zur Mach es una cosa vil y mezquina.Pero tratandose de Mino es el deseo de llevar a su gata a un equilibrio puro y estable,un rapport trascendente y vinculante con el macho singular.Mientras que sin el, como ves,ella es una mera vagabunda,un trozo lanudo y esporadico de caos. Es un volonte de pouvoir,si lo prefieres,un exito para la habilidad,tomando pouvoir como un verbo. -!Ah...!!Sofismas! Es el viejo Adan. -!Oh,si!Adan mantuvo a Eva en el paraiso indestructible cuando estaba sola con el como una estrella en su orbita. -Si...,si...-exclamo Ursula apuntandole con el dedo-.!Eso eres...una estrella en su orbita!Un satelite... Un satelite de Marte...,!eso es lo que debe ser ella!Vaya...,vaya...!Te has descubierto!!Quieres un satelite,Marte y su satelite!Lo has dicho...,lo has dicho...,te has puesto en evidencia! El se quedo sonriendo,frustrado,divertido,irritado,admirado y enamorado.Ella era tan rapida,y tan centelleante,como fuego discernible,y tan vengativa,y tan rica en su peligrosa sensibilidad llameante. -No he dicho eso para nada-repuso el-,si me concedes la oportunidad de hablar. -!No,no!-exclamo ella-,No te dejare hablar.Lo has dicho,un satelite,no vas a escaparte.Lo has dicho. -Ahora nunca creeras que no lo he dicho-repuso el-.Yo ni queria decir,ni indique,ni mencione un satelite,ni jamas pretendi uno. -!Prevaricator!-exclamo ella,realmente indignada. -El te esta listo,señor-dijo el ama de llaves desde el umbral de la puerta. Ambos la miraron de modo muy parecido a como les habian mirado los gatos un poco antes. -Gracias,señora Daykin. Un silencio interrumpido cayo sobre ambos,un momento de tregua. -Ven,tomemos el te-dijo el. -Si,me encantaria-contesto ella recomponiendose. Se sentaron el uno frente al otro en la mesa de te. -Ni mencione ni quise significar un satelite.Hablo de dos estrellas unicas e iguales equilibradas en conjuncion... texto extraido de : WOMEN IN LOVE D.H LAWRENCE 1920