Thursday, August 17, 2017

MANIFIESTO DEL ECOS DE SOCIEDAD

"Against the ruin of the world, there is only one defense: the creative act."

                                       Kenneth Rexroth,poeta.


Revolucion en Circulos Concentricos dejando atrás los círculos viciosos.

Esto es,siempre hacia adelante ya que siempre hay mucho por hacer hasta que llegue el final.

Si es que existen realmente los finales,habra que dejar el Alma en la forma de vida que nos gusta.

Investigando viejos caminos y abriendo otros.

Contagiando, perseverando, siendo constante en lo que hagas, saltándote las normas incluso de lo

establecido en nuestros mismos círculos.

Disfrutando el instante, escribiendo ese instante, y contando La Vida como herencia a quien quiera

escuchar o leer, empezando por uno mismo y saldando las deudas pendientes.

Hacia Un Vacio Imposible, ya que siempre lo estas volviendo a llenar de todo lo que nos gusta.

Rompiendo con el pasado.

Inventando el presente.

Programando el Futuro.

Alejandonos de la mediocridad en cada paso que damos.

Mas que una evolución moderna, un espíritu eternamente moderno.

Ampliando horizontes con nuevos impulsos.

Tomando conciencia de la situación en el tiempo en que vivimos, un tiempo sin hilo conductor.

Donde todo pasa/ tampoco como si/ si no todo lo contrario.

Desafiando apariencias, probabilidades y determinismos.

El Modernista tiende a desaparecer en el Underground que el mismo se ha creado, como signo de

dulce supervivencia y siempre mirando al futuro.

No vale parar.

Los Mods tenemos que vivir en un estado de enamoramiento perpetuo y cada dia con todas las

emociones a flor de piel, abrazando lo desconocido, como cuando eramos niños.

Como al principio.

Un poco de locura para darte cuenta de que estas vivo...

Un poco de cordura para no morir en el intento.



LA VIEJA OLA
Verano del 2017



Monday, July 24, 2017

RIMAS Y LEYENDAS

INTRODUCCION

Por los tenebrosos rincones de mi cerebro, acurrucados y desnudos, duermen los extravagantes hijos de mi fantasia, esperando en silencio que el arte los vista de la palabra para poderse presentar decentes en la escena del mundo.
Fecunda, como el lecho de amor de la miseria, y parecida a esos padres que engendran mas hijos de los que pueden alimentar, mi musa concibe y pare en el misterioso santuario de la cabeza, poblándola de creaciones sin numero, a las cuales ni mi actividad ni todos los años que me restan de vida serian suficientes a dar forma.
Y aquí dentro, desnudos y deformes, revueltos y barajados en indescriptible confusión, los siento a veces agitarse y vivir con una vida oscura y extraña, semejante a la de esas miríadas de gérmenes que hierven y se estremecen en una eterna incubación dentro de las entrañas de la tierra, sin encontrar fuerzas bastantes para salir a la superficie y convertirse, al beso del sol, en flores y frutos.
Conmigo van, destinados a morir conmigo, sin que de ellos quede otro rastro que el que deja un sueño de medianoche, que a la mañana no puede recordarse. En algunas ocasiones, y ante esta idea terrible, se subleva en ellos el instinto de la vida, y agitándose en formidable aunque silencioso tumulto, buscan en tropel por donde salir a la luz, de entre las tinieblas en que viven.
Pero ! ay !, que entre el mundo de la idea y el de la forma, existe un abismo que solo puede salvar la palabra, y la palabra, timida y perezosa, se niega a secundar sus esfuerzos!
Mudos, sombríos e impotentes, después de la inútil lucha vuelven a caer en su antiguo marasmo.
! Tal caen inertes en los surcos de las sendas, si cesa el viento, las hojas amarillas que levanto el remolino !
Estas sediciones de los rebeldes hijos de la imaginación explican algunas de mis fiebres; ellas son la causa, desconocida para la ciencia, de mis exaltaciones y mis abatimientos.
Y asi, aunque mal, vengo viviendo hasta aquí paseando por entre la indiferente multitud esta silenciosa tempestad de mi cabeza.
Asi vengo viviendo; pero todas las cosas tienen un termino, y a estas hay que ponerles punto.
El insomnio y la fantasia siguen y siguen procreando en monstruoso maridaje.
! Sus creaciones apretadas ya como las raquíticas plantas de un vivero, pugnan por dilatar su fantástica existencia, disputándose los atomos de la memoria como el escaso jugo de una tierra esteril!
Necesario es abrir paso a las aguas profundas, que acabaran por romper el dique, diariamente aumentadas por un manantial vivo.
! Andad, pues !   Andad y vivid con la única vida que puedo daros. Mi inteligencia os nutrirá lo suficiente para que seais palpables; os vestirá, aunque sea de harapos, lo bastante para que no avergüence vuestra desnudez.
Yo quisiera forjar para cada uno de vosotros una maravillosa estrofa tejida con frases exquisitas, en las que os pudierais envolver con orgullo, como en un manto de purpura.
Yo quisiera poder cincelar la forma que ha de conteneros como se cincela el vaso de oro que ha de guardar un preciado perfume. Mas es imposible.
No obstante, necesito descansar; necesito del mismo modo que se sangra el cuerpo por cuyas henchidas venas se precipita la sangre con pletórico empuje, desahogar el cerebro, insuficiente en contener tantos absurdos.
Quedad, pues, consignados aquí como la estela nebulosa que señala el paso de un desconocido cometa, como los atomos dispersos de un mundo en embrion que avienta por el aire la muerte antes que su creador haya podido pronunciar el fiat lux que separa la claridad de las sombras.
No quiero que en mis noches sin sueño volváis a pasar por delante de mis ojos en extravagante procesión pidiéndome con gestos y contorsiones, que os saque a la vida de la realidad, del limbo en que vivis semejantes a fantasmas sin consistencia.
No quiero que al romperse esta arpa, vieja y cascada ya, se pierdan, a la vez que el instrumento, las ignoradas notas que contenia.
Deseo ocuparme un poco del mundo que me rodea, pudiendo, una vez vacio, apartar los ojos de este otro mundo, que llevo dentro de la cabeza.
El sentido común, que es la barrera de los sueños, comienza a flaquear, y las gentes de diversos campos se mezclan y confunden.
Me cuesta trabajo saber que cosas he soñado y cuales me han sucedido.
Mis afectos se reparten entre fantasmas de la imaginación y personajes reales.
Mi memoria clasifica, revueltos, nombres y fechas de mujeres que no han existido sino en mi mente.
Preciso es acabar arrojándolos de la cabeza de una vez para siempre.
Si morir es dormir, quiero dormir en paz  en la noche de la muerte, sin que vengáis a ser mi pesadilla maldiciéndome por haberos condenado a la nada antes de haber nacido.
Id, pues, al mundo a cuyo contacto fuisteis engendrados, y quedad en el como el eco que encontraron en un alma que paso por la Tierra, sus alegrías y sus dolores, sus esperanzas y sus luchas.
Tal vez muy pronto tendre que hacer la maleta para el gran viaje.
De una hora a otra puede desligarse el espíritu de la materia para remontarse a regiones mas puras.
No quiero, cuando esto suceda, llevar conmigo, como el abigarrado equipaje de un saltimbanqui, el tesoro de oropeles y guiñapos que ha ido acumulando la fantasia en los desvanes del cerebro.


Rimas y Leyendas
Introducción

Gustavo Adolfo Bécquer

Junio de 1868.-





Wednesday, June 28, 2017

EL TURISTA

A finales de 1984 entre voluntario en el Servicio Militar y siempre digo que hice tres años de mili, ya que entre a finales de ese año y acabe al principio de 1986.
Las razones no vienen al caso pero entre las batallitas y las historias y personajes que me vuelven a la memoria de vez en cuando esta el recuerdo de alguien en concreto.
Un chico de mi mismo reemplazo que venia de el sur de la isla y que fue uno de esos compañeros que me dejaron tirado como una colilla,es decir,que acabaron el Servicio antes que yo y que,con gran tristeza y melancolía,vi como volvían a la vida normal.
No recuerdo su nombre aunque si que venia de Guimar,y que todos en el Cuartel le conocíamos con el apodo de "El Turista".
Un tipo simpático y poco hablador,alto y espigado,musculoso y atlético,fumador empedernido y siempre dispuesto a lo que fuera.
Le llamábamos asi por que siempre decía que el había venido a la mili de vacaciones y que todo lo demás no le importaba en absoluto.
Lo cierto es que,El Turista,nunca tuvo problemas y paso el Servicio como si realmente estuviera en unas vacaciones pagadas con algo de ejercicio matutino,comida gratis y nunca le toco una guardia,ni un Cuartelero ni nada de nada.
Siempre con una sonrisa en la cara,haciendo toda la instrucción como si estuviera en una gran parque de atracciones y con algo fascinante que le hacia parecer salido de alguna de esas películas clásicas del cine belico,ya sabes,el personaje que cae simpático al espectador,pero que al final siempre muere.
En el barbuquejo de su gorra militar había escrito con bolígrafo esas palabras: Turista.
Pasaron los 12 meses y El Turista se licencio,con la misma alegría y buen humor y nunca mas nos volvimos a ver.

J.M.G

Tuesday, May 23, 2017

LO PERECEDERO

Hace algún tiempo me paseaba yo por una florida campiña estival, en compañía de un amigo taciturno y de un joven pero ya celebre poeta que admiraba la belleza de la naturaleza circundante, mas sin poder solazarse con ella, pues le preocupaba la idea de que todo ese esplendor estaba condenado a perecer, de que ya en el invierno venidero habría desaparecido, como toda la belleza humana y como todo lo bello y noble que el hombre haya creado y pudiera crear.
Cuanto habría amado y admirado, de no mediar esta circunstancia, pareciale carente de valor por el destino de perecer a que estaba condenado.
Sabemos que esta preocupación por el carácter perecedero de lo bello y perfecto puede originar dos tendencias psíquicas distintas.
Una conduce al amargado hastio del mundo que sentía el joven poeta; la otra, a la rebeldía contra esa pretendida fatalidad.! No !  ! Es imposible que todo ese esplendor de la Naturaleza y del arte, de nuestro mundo sentimental y del mundo exterior, realmente este condenado a desaparecer en la nada!
Creerlo seria demasiado insensato y sacrílego.  Todo esto ha de poder subsistir en alguna forma, sustraído a cuanto influjo amenace aniquilarlo.
Mas esta pretensión de eternidad traiciona demasiado claramente su filiación de nuestros deseos como para que pueda pretender se le conceda valia de realidad.
También lo que resulta doloroso puede ser cierto; por eso no pude decidirme a refutar la generalidad de lo perecedero ni a imponer una excepción  para lo bello y lo perfecto.
En cambio, le negué al poeta pesimista que el carácter perecedero de lo bello involucrase su desvalorización.
Por el contrario, ! es un incremento de su valor !
La cualidad de perecedero comporta un valor de rareza en el tiempo. Las limitadas posibilidades de gozarlo lo tornan tanto mas precioso. Manifeste, pues, mi incompresion de que la caducidad de la belleza hubiera de enturbiar el goce que nos proporciona.
En cuanto a lo bello de la Naturaleza, renace luego de cada destrucción invernal, y ese renacimiento bien puede considerarse eterno en comparación con el plazo de nuestra propia vida.
En el curso de nuestra existencia vemos agotarse para siempre la belleza del humano rostro y cuerpo, mas esta fugacidad agrega a sus encantos uno nuevo, mas esta fugacidad agrega a sus encantos uno nuevo. Una flor no nos parece menos esplendida porque sus petalos solo estén lozanos durante una noche. Tampoco logre comprender por que la limitación en el tiempo  habría de menoscabar la perfeccion y belleza de la obra artística o de la producción intelectual.
Llegue una época en la cual queden reducidos a polvo los cuadros y las estatuas que hoy admirados; sucedanos una generación de seres que ya no comprendan las obras de nuestros poetas y pensadores; ocurra aun una era geológica que vea enmudecida toda vida en la tierra. . ., no importa; el valor de cuanto bello y perfecto existe solo reside en su importancia para nuestra percepción; no es menester que la sobreviva y, en consecuencia, es independiente de su perduración en el tiempo.
Aunque estos argumentos me parecían inobjetables, pude advertir que no hacían mella en el poeta ni en mi amigo. Semejante fracaso me llevo a presumir que estos debían estar embargados por un poderoso factor afectivo que enturbiaba la claridad de su juicio, factor que mas tarde crei haber hallado. Sin duda, la rebelión psíquica contra la aflicción, contra el duelo por algo perdido, debe haber malogrado el goce de lo bello.
La idea de que toda belleza seria perecedera produjo a ambos, tan sensibles, una sensación anticipada de la aflicción que les habría de ocasionar su aniquilamiento, y ya que el alma se aparta instintivamente de todo lo doloroso, estas personas sintieron inhibido su goce por lo bello por la idea de su índole perecedera.
Al profano le parece tan natural el duelo por la perdida de algo amado o admirado, que no vacila en calificarlo de obvio y evidente.
Para el psicólogo,en cambio, esta aflicción representa un gran problema, uno de aquellos fenómenos que, si bien incognitos ellos mismos, sirven para reducir a ellos otras incertidumbres.
Asi, imaginamos poseer cierta cuantia de capacidad amorosa- llamada libido- que al comienzo de la evolución se oriento hacia el propio yo, para mas tarde- aunque en realidad muy precozmente- dirigirse a los objetos, que de tal suerte quedan en cierto modo incluidos en nuestro yo.
Si los objetos son destruidos o si los perdemos, nuestra capacidad amorosa(libido) vuelve a quedar en libertad, y puede tomar otros objetos como sustitutos, o bien retornar transitoriamente al yo.
Sin embargo, no logramos explicarnos - ni podemos deducir todavía ninguna hipótesis al respecto -
por que este desprendimiento de la libido de sus objetos. debe ser, necesariamente, un proceso tan doloroso. Solo comprobamos que la libido se aferra a sus objetos y que ni siquiera cuando ya dispone de nuevos sucedáneos se resigna a desprenderse de los objetos que ha perdido.
He aquí, pues,la aflicción.
La platica con el poeta tuvo lugar durante el verano que precedio a la guerra.
Un año después se desencadeno esta y robo al mundo todas sus bellezas.
No solo aniquilo el primor de los paisajes que recorrio y las obras de arte que rozo en su camino, sino que también quebró nuestro orgullo por los progresos logrados en la cultura, nuestro respeto ante tantos pensadores y artistas, las esperanzas que habíamos puesto en la superación definitiva de las diferencias entre separan a pueblos y razas entre si.
La guerra enlodo nuestra excelsa ecuanimidad científica, mostro en cruda desnudez nuestra vida instintiva, desencadeno los espiritus malignos que moran en nosotros y que suponamos domeñados definitivamente por nuestros impulsos mas nobles, gracias a una educación multisecular.
Cerro de nuevo el ámbito de nuestra patria y volvió a tornar lejano y vasto el mundo restante.
Nos quito tanto de lo que amábamos y nos mostro la caducidad de mucho que creíamos estable.
No es de extrañar que nuestra libido, tan empobrecida de objetos, haya ido a ocupar con intensidad tanto mayor aquellos que nos quedaron; no es curioso que de pronto haya aumentado nuestro amor por la patria, el cariño por los nuestros y el orgullo que nos inspira lo que poseemos en común.
Peros esos otros bienes, ahora perdidos, ¿ acaso quedaron realmente desvalorizados ante nuestros ojos solo porque demostraron ser tan perecederos y frágiles ?
Muchos de nosotros lo creemos asi; pero injustamente, según pienso una vez mas.
Me parece que quienes opinan de tal manera y parecen estar dispuestos a renunciar de una vez por todas a lo apreciable, simplemente porque no resulto ser estable, solo se encuentran agobiados por la aflicción que les causo su perdida. Sabemos que la aflicción, por mas dolorosa que sea, se consume espontáneamente. Una vez que haya renunciado a todo lo perdido, se habrá agotado por si misma y nuestra libido quedara nuevamente en libertad de sustituir los objetos perdidos por otros nuevos, posiblemente tanto o mas valiosos que aquellos, siempre que aun seamos lo suficientemente jóvenes y que conservemos nuestra vitalidad.
Cabe esperar que sucederá otro tanto con las perdidad de esta guerra. Una vez superado el duelo, se advertirá que nuestra elevada estima delos bienes culturales no haya sufrido menoscabo por la existencia de su fragilidad.
Volveremos a construir todo lo que la guerra ha destruido, quizá en terreno firme y con mayor perennidad.


LO PERECEDERO

"Vergänglichkeit",1915,  Sigmund Freud-

Monday, April 24, 2017

JAZZ ALIENS

Have you met the jazz aliens


some of the special few


They come from far away


Their music chooses you




Listen to the jazz aliens


Married to microphones


Their voices reach our ears


And settle in our bones




Pounded by different gravities


On the anvils of worlds far apart


They dive for their treasures in different seas

And carry it straight to the heart




Listen to the jazz aliens


Living like refugees


They touch our tender parts


With haunting melodies




Each has a mission


No other singer has


They bring us visions


Straight from Planet Jazz.




FRAN LANDESMAN

Friday, March 31, 2017

LA NOCHE ESTA HECHA PARA ABRIR LAS PUERTAS

...y cuando las puertas se cierran con estrepito en lo alto de las colinas falsificadas


mis labios se desgarran


y se le quedan en las manos


entonces ella se levanta


con un contoneo de ave marina que despliega las alas


y espera


ella espera horas enteras y estaciones enteras y eras geologicas




hasta la aparicion


de los desconcertados cumulos de piedras arrojados por los balastos reventados


del mas tormentoso tren del mundo


tren del mundo


tren del mundo


tren de donde mas alla  la piel y el espiritu la sangre


tren desvaido

entonces esa vestimenta

que es un animal elastico de sangre ardiente


que se extiende de un arbol a otro dandose aires de campanario llameante


entonces esa vestimenta llameante de flores trepadoras en el flanco del monstruo/volcanico


arranco entonces a puñados los listones del parque


para unirme a los reyes negros que alli hacen la guerra.


E.J

Friday, March 17, 2017

LA LUNA Y LA MUERTE

La Luna y La Muerte




1919




La luna tiene dientes de marfil.


! Que vieja y triste asoma !


Estan los cauces secos,


los campos sin verdores


y los arboles mustios


sin nidos y sin hojas.


Doña Muerte, arrugada,


pasea por sauzales


con su absurdo cortejo


de ilusiones remotas.


Va vendiendo colores


de cera y de tormenta


como un hada de cuento


mala y enredadora.


La luna le ha comprado


pinturas a la Muerte.


En esta noche turbia


! esta la luna loca !



Yo mientras tanto pongo


en mi pecho sombrio


una feria sin musicas


con las tiendas de la sombra.




Federico Garcia Lorca