Monday, October 16, 2006

UN VERANO DE FESTIVALES...

EBROVISIÓN. La Fábrica de Tornillos (Miranda de Ebro). 21, 22 y 23 Septiembre
El festival Ebrovisión empezaba a rodar un año mas en Miranda de Ebro, Burgos...Tres dias de música, con un cartel variado....desde la innovación de El Columpio Asesino, al power pop más clásico a cargo de los míticos,The Posies. Desde los guiños sesenteros de Los Coronas al britpop de Ocean Colour Scene pasando por grupos ya consolidados del panorama español como Sexy Sadie o Lory Meyers. Un cartel atractivo con grupos muy variopintos. El recinto era una nave industrial reconvertida en sala multiusos y un espacio exterior dedicado al mercadillo. En los tres dias, pasaron por La Fábrica de Tornillos, que así se llama la sala de conciertos, aproximadamente tres mil personas, incluida la gente que se acercó a la fiesta de presentación que tuvo lugar el jueves, en la sala Maquiavel con grupos como Speak Low. grupo que lidera Julian Maeso, teclista de Sunday drivers y las actuaciones de The Rockin´ Pneumonias, Dj Midruss y Gabi Marathon Funk .
El viernes los encargados de empezar fueron HALF FOOT OUTSIDE. Con poco publico, los navarros empezaron como suele ser en estos festivales con un sonido pobre y con a penas 400 personas. Pese a un principio poco alentador, tomaron pronto las riendas y destilaron indie rock con mayúsculas: guitarras vigorosas, melodías delicadas y muy cuidadas. Desde Sonic Youth y Dinosaur Jr hasta The Jayhakws. En definitiva, un concierto redondo para una buena banda de rock.
LOS CORONAS grupo comandado por el “Sex Museum” Fernando Pardo, quien produce, arregla y lleva el peso de la banda fueron el segundo grupo que tomó las tablas. Un concierto para enmarcar, de los que te dejan sin palabras, buenos músicos, buena actitud, buenas canciones, clase, técnica, gusto exquisito... ¿qué más se puede decir?. Se metieron al publico en el bolsillo desde el primer momento con ese surf hispano y ese r´n´r primitivo de alta escuela. En síntesis, un conciertazo a la altura de muy pocos grupos y una version de "Day Tripper" para enmarcar, un diez para la banda madrileña.
OCEAN COLOUR SCENE, un grupo ya mítico dentro de la escena europea, junto a The Posies, era uno de los dos pesos pesados del cartel del Ebrovisión. El quinteto liderado por Simon Fowler y Steve Cradock, presentó su disco publicado en 2005 a la vez que un acústico titulado "Live acoutic at the Jam House" que salió al mercado en mayo de este 2006. El concierto fue correcto sin más. Dieron un repaso a toda su discografía con temas como "Better Day", "Travellers Tune", "Get Blown Away!!" y se notaba que la gente lo disfrutó. Sin duda es un grupo que tiene oficio sobre un escenario y una solidez a prueba de bombas, además su música trasmite optimismo y energía a partes iguales. Como casi siempre,"The Riverboat Song" se llevó la palma y una versión de "Day Tripper", que nos hace pensar que escucharon en el backstage la versión de Los Coronas y que les hizo entrar en un pique raro con el grupo madrileño (Aunque OCS lleva desde sus comienzos utilizándola para cerrar muchos de sus conciertos). En resumen, un concierto sin grandes emociones, ni alardes aunque sin fisuras.
Los londinenses THE INFADELS salieron a escena uniformados de negro y con corbatas blancas, toda una declaración de intenciones. El teclado, la batería y los amplificadores tuneados de un color rosa chillón hacían pensar que la cosa podía dar mucho de si. Nada más salir al escenario y sonar los primeros acordes nos dimos cuenta de que es un grupo fresco e inmediato. La verdad es que fueron divertidos y con gran dinamismo, sobre todo por parte de su cantante, pero a medida que fue evolucionando el concierto, fueron perdiendo chispa, hasta aburrirme profundamente, siendo este un buen momento para salir fuera, dar una vuelta y tomarse una copa.
STANDARD el grupo vizcaíno, fue el último en tocar en el escenario de La Fábrica de Tornillos desplegando toda esa fuerza y energía que desprende su álbum ‘3.000 V – 40.000 W’ desde el funk al rock al electro, sin duda, una buena clausura. Para terminar la noche, DJ AMABLE despachó todo su repertorio, ya clásico, en una sala cercana al recinto..
Pasamos al sábado, sabadete.. Los primeros en abrir la noche fueron el grupo pamplonica EL COLUMPIO ASESINO. Los he visto cinco veces y en cada concierto se superan. Lo tienen todo para ser muy grandes: canciones, talento y sobre todo, actitud. Fuu un concierto vibrante, cargado de intensidad, desgarro y belleza. Tocaron sus clásicos: "Ye Ye Yee" y su maravillosa adaptación del "Vamos" de los Pixies, grupo referente para ellos. También hicieron un repaso a su ultimo álbum, ‘De mi sangre a tus cuchillas’, con temas como "Edad Legal" o " Lucas 44-48". Un concierto pletórico de fuerza y que exploró el lado oscuro del rock.
SEXY SADIE anunciaron su separación unos días antes del concierto, una pena porque se trata de uno de los grupos más sobresalientes y profesionales del país. Hicieron un amplio repaso a toda su discografía, centrándose sobre todo en los dos últimos LP’s, ‘Lost and Found’ y ‘Translate’. Lo primero que preguntó Jaime fue si habíamos bebido, diciendo poco rato después: "Nosotros sí" , para atacar a continuación "Always Drunk". No se si realmente habían bebido o no pero Jaime tuvo infinidad de problemas con las guitarras, cosa que entorpeció el transcurso lógico de las canciones y restó emoción al repertorio, aun así, siempre dejándose la piel como en ellos es habitual. Cabe destacar una versión maravillosa de la canción "Sugar Kane" de Sonic Youth, para poner el fin a uno de sus últimos conciertos.
De LORI MEYERS poco puedo decir, me sigue sorprendiendo la legión de seguidores que tienen y lo poco que aportan en directo. Los he visto tres veces este año y sigo sin entender por qué gustan tanto a la gente. Fue el concierto más multitudinario del festival, de eso no hay duda. Dieron un amplio repaso a su ultimo trabajo ‘Hostal Pimodan’ y revisaron los hits de ‘Viaje de Estudios’ y lo mejor... el momento en que se acabó el concierto.
THE POSIES, el grupo de Jon Auer y Ken Stringfellow era otro de los platos fuertes del Ebrovisión y creedme, no defraudaron, ¡Qué conciertazo!. Desde el primer tema salieron a las tablas como si fuera un grupo novato buscando una oportunidad, salieron a por todas...sin descanso, sin escrúpulos, a todo tren. Ken Stringfelow parecía poseído, como si fuera la ultima vez que iba a tocar, lástima que tanto movimiento restara un poco de voz. Jon Auer, sin embargo, estuvo inconmensurable, tanto en la voz como en la guitarra. Tocaron temas de su inolvidable ‘Failure’, de su maravilloso ‘Frosting on the Beater’ y también de su ultimo álbum "Every Kind of Light", pero sin duda el momento estelar fué cuando encadenaron "Dream All Day", "Flavor of the Month" y “Solar Sister", ¡Qué subidón!. Pese a que el sonido de la fábrica de tornillos no era el idóneo para ningún grupo, The Posies sonaron a gloria.
MENDETZ fue el último grupo que pasó por el recinto. Los barceloneses mostraron ese estilo tan suyo de rock, bailable, muy rítmico que ellos mismos han denominado Casio-Punk, influenciados por algunas bandas del momento como The Faint o Franz ferdinand o más ochenteras como New Order. Más tarde, en la misma sala del viernes, terminaron la fiesta, el mítico locutor de Radio3 en su faceta de dj, Jesús Ordovás y dj Pomme de lux(e).
En resumen, un festival muy coqueto, con pocos agobios, muy accesible, con grandes zonas de aparcamientos y con un cartel muy atractivo que en líneas generales no defraudó a las expectativas.

0 Comments:

Post a Comment

<< Home