Saturday, December 19, 2009

VIDEODROME*62

"DRUMS ALONG THE MOHAWK"
1939,JOHN FORD

Tambien conocida como "Corazones Indomables",esta es la unica incursion de John Ford en el tristemente poco dramatizado mundo de la Guerra de la Independecia,y si el estilo innato de Claudette Colbert parece demasiado artificial para la pelicula de Ford(Claudette en un Western???),es dificil criticarla en cualquiera de los sentidos y,como siempre es una delicia verla en su actuacion junto a Henry Fonda.
La pelicula hace exactamente aquello que se pretende,lo hace con humor,emocion y un toque teatral.El villano que interpreta el fascinante John Carradine es sumamente pintoresco,con su capa negra y su parche en el ojo,y ahi esta Edna May Oliver,una favorita de La Vieja Ola soltando sus frases gloriosas("Tengo una cara larga y la meto donde me place.") o ese fanfarron fordiano por excelencia que es Victor McLaglen
y su corazon de oro.
Ford roba un plano encantador de "El Gran Desfile" de King Vidor,cuando Claudette cae de rodillas suplicando al ver que su hombre se va a la guerra,igual que hacia Renee Adoree con John Gilbert.
Corazones Indomables seria la primera experiencia de Ford con el Technicolor.
A la pelicula le vino bien el añadido,pero el cineasta irlandes desconfiaba en cierta medida del color diciendo que "es mucho mas facil que el blanco y negro para un camara.Esta tirado usarlo si tienes ojo para el color o para la composicion,pero el blanco y negro es bastante duro y tienes que conocer el oficio y tener mucho cuidado en colocar las sombras debidamente y conseguir la perspectiva correcta."
El blanco y negro era la materia perfecta para la fotografia,pero en este titulo el color es un añadido fantastico a los brillos y a las sombras.
El extenso trabajo de exteriores da a la pelicula una sensacion aireada y relajada,que se mezcla bien con el vigoroso metraje de accion y convierte las imagenes en un ejemplo perfecto de Ford,el cineasta profesional.
Por ejemplo,todo el equipo tecnico tuvo que luchar contra dias y dias de lluvia en la montañas Wasatch de Utah y Ford,de mal humor,no hablaba con nadie.
Basada en la novela de Walter Edmonds,la cinta es un encendido canto a la colonizacion y el asentamiento de los pioneros en un territorio aun salvaje,virgen y hostil,defendiendo con eficacio los valores tradicionales y la reverencia a la mujer
como impulsora del hogar y fuente de las nuevas vidas.Ese puritanismo que,de alguna manera,sigue hoy vivo en ese pais,aunque sean otras epocas.
El ritmo va cambiando y evolucionando,y de un comienzo lento y jovial se va convirtiendo en una vertiginosa sucesion de escenas memorables,de sombras y de hogueras,de sospechas y realidades...El ritmo implacable de Ford para enseñarnos el paso de la vida y en este caso,la historia.
El trabajo de la fotografia en color de Bert Glennon y Ray Renahan y el vestuario de Gwen Wakeling destacan por encima de todo.
¿Te acuerdas de aquellas peliculas que ponian los sabados a las 4 de la tarde y que por unas horas hacian que te olvidases de todo ?
Este es un ejemplo...
Tambores de Guerra entre los Comehombres...

0 Comments:

Post a Comment

<< Home